• Salud y farmacias
cufarmacias
Paracetamol: la automedicación puede ser peligrosa

Paracetamol: la automedicación puede ser peligrosa

  • 27 de noviembre de 2018

El paracetamol es el segundo medicamento más consumido en España (Fuente: Ministerio de Sanidad) y de los más consumidos en el mundo.

Recomendado en casos de dolor moderado y fiebre, es el analgésico que los españoles utilizan con mayor frecuencia en el contexto de la automedicación. Según las cifras de la Agencia Nacional de Medicamentos y Productos de Salud, su consumo ha aumentado de 5.6 a 9 cajas por habitante por año entre 2006 y 2017, un aumento del 53% en 10 años.

Bien usado, el paracetamol es muy seguro y efectivo/b>. Sin embargo, en caso de sobredosis, puede ser tóxico para el hígado. Por lo tanto, "es importante respetar varias reglas para evitar daños en el hígado y estar protegido contra el riesgo de insuficiencia hepática".


Reglas de buena conducta

En el caso de la automedicación, comience con una dosis de 500 mg y aumente a 1 g solo si es necesario. En cuanto a la duración del tratamiento: entre 3 y 5 días, no más. También se recomienda no beber alcohol, no tomar más de un gramo de paracetamol a la vez y respetar un período de 4 a 6 horas entre cada toma.

"Debe asegurarse de que la dosis de paracetamol contenida en otros tratamientos no exceda las cantidades que podemos absorber sin ponerse en peligro". Resulta que muchos medicamentos contienen paracetamol, casi 200 medicamentos en el mercado contienen paracetamol en combinación con otras sustancias.

Finalmente, en caso de dolor muy intenso, por ejemplo un dolor de muelas, no tiene sentido aumentar las dosis. "Si toma paracetamol para la automedicación y no tiene el efecto deseado, entonces necesita ver a un médico rápidamente para un tratamiento para más apropiado".


Prevención del Paracetamol

"En pacientes que pesan menos de 50 kg, como los niños, o que sufren de insuficiencia hepática o renal, es necesario ser incluso más cautelosos y tomar dosis más bajas". En caso de alergia, pero también de enfermedad hepática grave, el paracetamol está simplemente contraindicado.

Los pacientes a veces olvidan estas recomendaciones tan importantes, por lo tanto, "su consumo ahora está trivializado. Los pacientes ya no leen el prospecto y es posible que no se den cuenta de que si no aplicamos ciertas reglas, podemos estar en peligro".

Vídeo relacionado

Añade tu comentario