• Salud y farmacias
cufarmacias
Infusiones naturales para esta Navidad

Infusiones naturales para esta Navidad

  • 5 de diciembre de 2019

El período invernal es sinónimo de Navidad, frio y nieve. Pero por desgracia también de los resfriados.

Para protegernos de los resfriados hemos preparado una pequeña guía de infusiones naturales, si sigues nuestros consejos pasarás el invierno sin problemas.

¿Dónde puedes comprar las infusiones que vamos a mencionar? Te recomendamos BioHerbolario, tienen un apartado dedicado a las infusiones con una gran varidad de tipos; extractos de la planta, hojas, semillas y frutos.

No olvides que puedes combinar las infusiones para beneficiarte de todas las propiedades. ¡No dudes en añadir miel para suavizar el sabor de las infusiones!

1. Infusión de ortiga

La ortiga es rica en minerales, vitaminas y oligoelementos, tonifica el cuerpo, preserva nuestras células contra el envejecimiento, elimina las toxinas y los desechos de nuestro cuerpo magullados durante el invierno. Es un excelente diurético: consumir sin moderación en caso de problemas renales y urinarios. ¿Quieres más propiedades? también calma el dolor como reumatismo, osteoartritis, también se recomienda para personas con asma o urticaria.

Regula los problemas de sangre, también se puede tomar en caso de calambres estomacales, gastro, diarrea ... Y si esto aún no to convence, debes saber que la ortiga también promueve la concentración y la memoria.

La receta:

Usando guantes, junta las ortigas. Solo las hojas son comestibles: tómalas en buenas condiciones y lávalas bien. Puedes secarlas o infundirlas frescas: el sabor será diferente. Para secarlas, simplemente colóquelas en una bolsa de papel y déjelas en una habitación bien ventilada. Luego puedes reducirlas a polvo y guardarlo en una caja de té. Último paso: sumerge las ortigas en agua hirviendo (cuente una cucharadita por 10 cl de agua.

Debes saber:

La ortiga se cosecha en verano o primavera. No esperes demasiado para recoger o cómprala en una tienda de hierbas. Evita la infusión de ortiga si estás embarazada.

2. Infusión de sabia

"Quien tiene salvia en su jardín no necesita un médico", dicen los seguidores de esta planta con muchas virtudes. ¿Faringitis? La sabia tiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias. ¿Has comido demasiado mucho en Navidad? Toma una infusión de sabia harás mejor la digestión. También es un buen aliado de la mujer, la salvia estimula los ciclos, promueve la ovulación y calma los sofocos. ¿Los cambios de temperatura te hacen sudar? Gracias a su ácido ursólico con propiedades antisépticas reduce la transpiración.

La receta:

Coloca 1 a 1.5 g de hojas secas de salvia por 200 ml de agua. Una vez que hierva, vierte el agua sobre las hojas, luego cubre el té de hierbas y déjelo reposar durante unos minutos. Filtra y bebe de una a varias tazas al día.

Debes saber:

Puedes hacer gárgaras en caso de dolor de garganta. Evita consumirlo si estás embarazada.

3. Infusión de tomillo

El tomillo se consume en caso de problemas respiratorios: resfriado, gripe, angina, tos, escalofríos ... Todos los efectos negativos del invierno son barridos gracias a esta planta aromática. En infusión, el tomillo alivia la mala digestión. Asociado a la miel y consumido muy caliente, calma la tos. Esta planta también alivia los problemas intestinales, aerofagia y diarrea.

La receta:

El tomillo se consume de manera diferente dependiendo de los efectos deseados. En caso de una picadura de insecto, un rasguño o una quemadura solar debes colocar una compresa empapada de la infusión en la zona afectada.

El té de tomillo alivia el dolor de garganta, cura los problemas de las encías y los dientes y además combate el mal aliento.

Debes saber:

Poner 2 litros de infusión filtrada en el baño aliviarán el reumatismo, la gota y la artritis.

4. Infusión de Jengibre

El jengibre es rico en minerales. Sus propiedades antioxidantes, antibacterianas y antisépticas estimula el sistema inmunitario. Se debe tomar en caso de deficiencias de hierro o magnesio. Conocido por ser un excelente quemador de grasa, el jengibre proporciona una buena digestión y ayuda a combatir las náuseas y los vómitos. El jengibre también aliviará las migrañas y el dolor menstrual. El rizoma, la raíz del jengibre, también es conocido por su efectividad en el tratamiento contra ciertos tipos de cáncer, al igual que las especias como la canela o la cúrcuma.

La receta:

Rallado, infundido o espolvoreado, el jengibre se come en todas sus formas. En infusión, se puede combinar con canela y miel para aliviar el dolor de garganta.

Debes saber:

El jengibre se proscribe antes de una operación, debido a sus efectos anticoagulantes.

5. Infusión de limón

Compañero adelgazante, el agua de limón caliente consumida por la mañana te ayudará superar el frío invierno. Rico en ácido cítrico, calcio, magnesio, vitamina C, el limón ayuda a fijar mejor el hierro en el cuerpo y fortalece el sistema inmunológico. Combate infecciones, bacterias y virus. La infusión de limón ayuda a combatir la degeneración celular y tiene propiedades anticancerígenas. Excelente acelerador del metabolismo, es un excelente alimento digestivo, desintoxicante y depurativo para el hígado.

La receta:

Lo ideal es cortar un limón, extraer el jugo y rallar la piel. Luego añade agua, caliente o fría, como desees y tomari. Para una mayor eficiencia debes consumir la infusión por la mañana con el estómago vacío.

Debes saber:

Esta fruta cítrica no se recomienda para personas que sufren de acidez estomacal, úlceras estomacales, trastornos biliares y renales.