• Salud y farmacias
cufarmacias
Tipos de vacunas

Tipos de vacunas

  • 24 de agosto de 2020

Cuando un agente infeccioso tiene acceso a nuestro cuerpo, el sistema inmunológico usa sus recursos para combatirlo.

La función de las vacunas es enseñar al sistema inmunológico a reconocer las amenazas y estimular la producción de anticuerpos específicos para combatirlas, sin permitir que se desarrolle la enfermedad.

Para eso, las vacunas se preparan a partir de componentes del propio agente agresor o de un agente que se parezca a la causa de la enfermedad. Sin embargo, los microorganismos utilizados se encuentran de forma atenuada (debilitada) o inactivada (muerta).

Sobre los tipos de vacunas a continuación:

Vacunas atenuadas

El microorganismo (bacteria viva o virus), obtenido de un individuo o animal infectado, es atenuado por pasajes sucesivos en medios de cultivos celulares, disminuyendo así su poder infeccioso.

Las vacunas contra paperas, rubéola, sarampión, fiebre amarilla, varicela, rotavirus, BCG y polio (oral) son ejemplos de vacunas atenuadas.

Vacunas inactivas

Los microorganismos mueren mediante agentes químicos o físicos. La gran ventaja de las vacunas inactivadas es la ausencia total del poder infeccioso del agente, manteniendo sus características inmunológicas. Es decir, estas vacunas no causan la enfermedad, pero tienen la capacidad de inducir protección (estimular la producción de anticuerpos) contra la misma enfermedad.

Estas vacunas tienen la desventaja de inducir una respuesta inmune subóptima, lo que a veces requiere la administración de varias dosis de refuerzo.

Algunos ejemplos de los inactivados son las vacunas antipoliomielíticas (inyectables), hepatitis A, hepatitis B, influenza, VPH y DTP (contra la difteria, el tétanos y la tos ferina).

Vacunas conjugadas

Las vacunas conjugadas se producen para combatir diferentes tipos de enfermedades causadas por bacterias llamadas encapsuladas (que tienen una capa protectora compuesta por polisacáridos, sustancias similares a los azúcares).

Para que estas vacunas tengan una protección más duradera, se debe añadir una proteína a esta cápsula protectora.

Ejemplo: vacuna antineumocócica 23 (protege contra 23 tipos de neumonía).

Vacuna combinada

Las vacunas combinadas son vacunas que en una sola dosis protegen al niño de diversas enfermedades. Estas vacunas combinadas reemplazan la aplicación de vacunas por separado, reduciendo los efectos secundarios como fiebre, malestar y dolor.

Ejemplo: vacuna hexa que es la combinación de difteria, tétanos, tos ferina, poliomielitis inactivada, HIB y hepatitis B.