• Salud y farmacias
cufarmacias
¿Qué es la Leucoencefalopatía multifocal progresiva?

¿Qué es la Leucoencefalopatía multifocal progresiva?

  • 29 de octubre de 2020

La leucoencefalopatía multifocal progresiva es una enfermedad rara del cerebro causada por una infección con el virus JC ("JC" para John Cunningham, nombre del paciente del que se aisló este virus por primera vez) o por la reactivación de este virus. La leucoencefalopatía multifocal progresiva puede causar una discapacidad grave e incluso la muerte. Se considera una infección oportunista, es decir, una infección provocada por patógenos que suelen ser inofensivos en personas con un sistema inmunológico sano. Sin embargo, el uso de ciertos medicamentos conocidos como "modificadores del curso de la enfermedad" (o "inmunomoduladores") implica un mayor riesgo de leucoencefalopatía multifocal progresiva en personas con sistemas inmunitarios debilitados o que padecen una enfermedad autoinmunitaria como esclerosis múltiple, lupus o artritis reumatoide.

De hecho, estos fármacos modifican la forma en que funciona el sistema inmunológico y, en particular, actúan sobre la capacidad de este último para combatir eficazmente las infecciones. Por lo tanto, las personas tratadas con este tipo de medicamentos tienen un mayor riesgo de infección por el virus JC o reactivación de este patógeno. Se han notificado casos de LMP en personas con EM tratadas con natalizumab (Tysabri®), dimetilfumarato (TecfideraTM), fingolimod (Gilenya®) y ocrelizumab (OcrevusTM).

La leucoencefalopatía multifocal progresiva puede presentarse con los siguientes síntomas:

  • Trastornos de coordinación, torpeza;
  • Discapacidad del habla (afasia);
  • Pérdida de memoria;
  • Alteraciones de la visión;
  • Debilidad en brazos y piernas que empeora.

No existe cura para la leucoencefalopatía multifocal progresiva. El tratamiento de esta afección implica, en particular, la interrupción inmediata del tratamiento inmunomodulador actual. En algunos casos, se pueden usar medicamentos antirretrovirales o tratamientos experimentales. Para las personas que han recibido natalizumab (Tysabri), se puede considerar la plasmaféresis (o intercambio sanguíneo) para eliminar todos los rastros de este medicamento del torrente sanguíneo.

Síntomas

El virus leucoencefalopatía multifocal progresiva no parece mostrar ningún síntoma hasta que se reactiva.

Los síntomas de la leucoencefalopatía multifocal progresiva pueden comenzar lentamente y, por lo general, empeorar gradualmente. Varían según el área del cerebro afectada.

Los primeros síntomas pueden ser debilidad, torpeza o dificultad para hablar o pensar. A medida que avanza la afección, muchas personas desarrollan demencia y se vuelven incapaces de hablar. La visión puede verse afectada. Las personas con leucoencefalopatía multifocal progresiva eventualmente permanecen postradas en cama. En casos raros, ocurren dolores de cabeza y convulsiones, especialmente en personas con SIDA.

La muerte a menudo ocurre de 1 a 9 meses después del inicio de los síntomas, pero algunos pacientes sobreviven más tiempo (alrededor de 2 años).

Las personas que desarrollan leucoencefalopatía multifocal progresiva mientras toman un medicamento que inhibe el sistema inmunológico (como natalizumab) pueden recuperarse cuando se suspende el medicamento. Sin embargo, muchos de ellos continúan teniendo problemas relacionados con la infección.