• Salud y farmacias
cufarmacias
¿Qué es la coulrofobia?

¿Qué es la coulrofobia?

  • 12 de octubre de 2020

Los payasos suelen llevar mucho maquillaje y hacer bromas de forma torpe. Sin embargo, no todos encuentran divertido este personaje. De hecho, muchas personas incluso tienen coulrofobia.

La coulrofobia es el miedo a los payasos. Quien lo sufre puede llegar a sentir ansiedad ante la imagen de este personaje. Incluso hay personas que sienten como su corazón qse acelera.

Esta fobia puede presentarse en la infancia, la adolescencia o la edad adulta. Sin embargo, para tener coulrofobia, la persona debe haber tenido alguna experiencia traumática o haber estado expuesta a situaciones desagradables que involucren la figura del payaso.

Aunque el objetivo de este personaje es divertir al público, existe un recuerdo inconsciente colectivo de que los payasos son seres malvados. Sobre todo, en la historia de la humanidad, hay varios relatos de payasos macabros.

La popularización del payaso macabro

Culturalmente, esta figura tragicómica se ha registrado en civilizaciones muy antiguas, desde el antiguo Egipto hasta la Europa medieval. Al principio, los payasos solo servían para entretener. Era el famoso "bufón" e incluso se utilizaron en las obras de Shakespeare. Este autor utilizó la teatralidad y el relieve cómico de los payasos para escribir MAntonio y Cleopatra (1607) y Hamlet (1609).

Sin embargo, fue el británico Joseph Grimaldi quien fue el primer payaso en aparecer en escenarios de circo, en 1820. Llevaba maquillaje, pelucas y ropa de colores muy fuertes. Muchas personas que vieron sus programas y vivieron con él reconocieron sentirse muy incómodas.

Grimaldi también tenía mala reputación por ser una persona deprimida. Es en este punto surge la idea de que todo maquillaje alegre esconde una figura aterradora. Con Grimaldi, la gente empieza a conectar la figura del payaso con el sentimiento de desconfianza y, en consecuencia, el de miedo a lo desconocido.

Desde entonces, han sucedido o se han creado otras malas historias que involucran a la figura del payaso. La propia historia de Grimaldi inspiró a Charles Dickens a escribir The Pickwick Papers (1837), donde el protagonista es cómico y horroroso.

Otro ejemplo es el mayor enemigo de Batman, el Joker. Y el personaje clásico de It de Stephen King, el aterrador Pennywise. El personaje de Stephen también se inspiró en el asesino en serie John Wayne Gacy.

Sobre todo, esta popularización de la imagen negativa de los payasos, que nunca son lo que parecen, creó este mal recuerdo en el inconsciente de la humanidad, despertando la coulrofobia.

Sin embargo, existe un tratamiento para quienes se enfrentan a esta fobia. En resumen, la persona puede buscar terapia e hipnosis. Sobre todo, estas técnicas ayudan a disociar un mal sentimiento de la imagen de los payasos. Quien padece coulrofobia puede llegar a sentirse bien y convivir con la figura de ese personaje.

Después de un período de tratamiento, es muy posible que el coulrofóbico pueda volver a mirar la imagen de los payasos. Sin embargo, es importante respetar su tiempo y sus limitaciones.