• Salud y farmacias
cufarmacias
Pfizer podría tener en secreto el remedio contra el Alzheimer

Pfizer podría tener en secreto el remedio contra el Alzheimer

  • 24 de junio de 2019

El gigante de la industria farmacéutica Pfizer ha estado desarrollando durante mucho tiempo un poderoso medicamento antiinflamatorio, Enbrel. Los investigadores del laboratorio han descubierto que este producto reducirá el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer en un 64%. Una cifra considerable que podría curar a millones de personas enfermas en todo el mundo. Gold Pfizer ha abandonado la investigación sobre este medicamento y mantiene en secreto todos los estudios de datos que se han realizado sobre sus efectos.

El Washington Post revela que la decisión de Pfizer se basa en motivos financieros: Enbrel está al final de su vida útil y pasará a ser genérico en un futuro cercano. Una droga que no representa para el laboratorio ningún interés económico. Los doctores y los enfermos de Alzheimer lo ven de otra manera.

 

En su edición del 5 de junio, el Washington Post revela este caso, donde se ve claramente la brecha entre el interés financiero y el interés general de los gigantes farmacéuticos. En 2015, un equipo de investigadores de Pfizer hizo un descubrimiento sorprendente: Enbrel, un poderoso medicamento antiinflamatorio comercializado por el laboratorio estadounidense durante veinte años, tendría efectos inesperados en la enfermedad de Alzheimer. Reduciría en un 64% el riesgo de desarrollar esta terrible enfermedad. Un resultado que no coincide con los que usualmente se registran en todos los tratamientos buscados para combatir esta patología degenerativa.

 

Esperanza y frustración

Esta cifra del 64% proviene de un estudio masivo realizado internamente en Pfizer. Los estadísticos analizaron datos de cientos de miles de reclamaciones de seguros médicos que involucraban a personas con artritis reumatoide y otras enfermedades inflamatorias. Pero a pesar de este resultado que podría haber tenido el efecto de una bomba en la comunidad médica, Pfizer decidió no continuar con la investigación y no hacer públicos los datos. Una elección confirmada por la empresa en el Washington Post.

 

Podemos fácilmente imaginar la frustración de los investigadores de inmunología e inflamación de la compañía; instaron a Pfizer a realizar un ensayo clínico de 3.000 a 4.000 pacientes para validar sus hallazgos. Coste de este ensayo: $80 millones. En un documento interno preparado para ser revisado por el comité interno de Pfizer en febrero de 2018, los investigadores dicen que "Enbrel podría potencialmente prevenir, tratar y retardar la progresión de la enfermedad de Alzheimer de manera segura".

 

Para justificar esta decisión, Pfizer dijo al Washington Post que esta elección se realizó después de tres años de revisiones internas que concluyeron que Enbrel no podía prevenir la enfermedad de Alzheimer porque el medicamento no llegaba directamente al tejido cerebral. Por lo tanto, la compañía farmacéutica consideró que la probabilidad de éxito de un ensayo clínico era baja y que los datos recopilados no deberían publicarse porque podrían haber llevado a científicos externos a rutas no válidas.

 

Presión del accionista

Los científicos externos a Pfizer no están de acuerdo con la decisión del laboratorio. Entre ellos, Rudolph E. Tanzi, un destacado investigador sobre la enfermedad de Alzheimer y profesor en la Escuela de Medicina de Harvard y en el Hospital General de Massachusetts, cree que esta es una mala decisión y que los datos deberían publicarse. "Sería beneficioso para la comunidad científica contar con estos datos", dice Keenan Walker, profesor asistente de medicina en Johns Hopkins, quien estudia cómo la inflamación contribuye a la enfermedad de Alzheimer. "Ya sea que se trate de datos positivos o negativos, nos brinda más información para tomar decisiones más informadas".

Añade tu comentario