• Salud y farmacias
cufarmacias
La cúrcuma puede prevenir la catarata diabética

La cúrcuma puede prevenir la catarata diabética

  • 27 de enero de 2019

La catarata es en realidad una opacidad del cristalino del ojo que puede ser parcial o total. Parece que una vez más la curcumina contenida en la cúrcuma es capaz de retrasar los efectos negativos de la enfermedad.

Hay varios síntomas diferentes de cataratas: puede ser un deslumbramiento, una mala visión nocturna, colores que aparecen como apagados, visión borrosa, la impresión de ver por duplicado o la necesidad de cambiar las gafas con frecuencia.

Una catarata leve no requerirá cirugía, con mejor iluminación y mejores lentes será suficiente. Sin embargo, las cataratas más graves pueden requerir cirugía. La operación consiste en retirar la lente opacificada y reemplazarla por una nueva lente artificial.

Las cataratas son una dolencia común y, por lo tanto, son muy comunes entre las personas mayores, alcanzando a más del 50% de las personas mayores de 80 años.

Es una enfermedad de la vejez que se desarrollará lenta y gradualmente a lo largo de los años. Sin embargo, existen otros tipos de cataratas cuyo origen puede deberse a una variedad de causas, defectos de nacimiento, lesiones oculares o exposición excesiva al sol. Algunos factores, como la diabetes o el tabaco, desempeñarán un papel importante en el desarrollo y desarrollo de las cataratas.

La catarata ha sido estudiada por investigadores del Instituto Nacional de Nutrición en Hyderabad, India. En un estudio reciente determinoó "el efecto de la curcumina y su fuente, la cúrcuma", un equipo dirigido por el Dr. G. Bhanuprakash Reddy inyectó estreptozotocina en ratas para simular la diabetes.

Las ratas se agruparon por dieta y se controlaron para detectar hiperglucemia (alto nivel de azúcar en la sangre) produciendo cataratas. Las ratas fueron alimentadas con diferentes concentraciones de curcumina en un rango de cero a 0.5%. Después de ocho semanas, las ratas fueron sometidas a eutanasia y se examinaron sus órganos para determinar si tenían niveles de azúcar en la sangre o cataratas reducidas.

Los resultados del estudio mostraron que si bien ni la cúrcuma ni la curcumina lograron prevenir la hiperglucemia, ambas sustancias retardaron significativamente la progresión de las cataratas por lo que la cúrcuma no es una cura milagrosa pero puede ayudar a retrasar la enfermedad. Esto llevó al equipo a concluir que los beneficios de la cúrcuma y su compuesto activo, la curcumina, son eficaces para prevenir las cataratas diabéticas en ratas y pueden tener usos similares en humanos.

Añade tu comentario