• Salud y farmacias
cufarmacias
Apnea del sueño: el 90% de los niños que la padecen no son diagnosticados

Apnea del sueño: el 90% de los niños que la padecen no son diagnosticados

  • 22 de febrero de 2019

Ronquidos, congestión nasal durante el sueño, dejar de respirar durante varios segundos por la noche, cansancio e irritabilidad durante el día...

Cuando ocurren en un niño se debe prestar atención a la respiración. Pueden ser un signo de síndrome de apnea del sueño, un trastorno que se diagnostica en gran medida en grupos de edades más jóvenes, según los especialistas en neumología y pediatría en Greenville, Carolina del Sur. En su estudio de febrero de 2019 en el Journal of American Osteopathic Association, estos médicos advierten sobre la necesidad de capacitar a profesionales de la salud para reconocer y tratar la apnea del sueño en los niños.

La publicación de estos especialistas forma parte de un caso concreto recibido en su consultorio: dos pacientes jóvenes, gemelas de nueve años, consultan por ronquidos ruidosos, somnolencia diurna excesiva y amígdalas agrandadas. Los síntomas duran a pesar de la consulta con un pediatra y un médico ENT que no han recomendado tratamiento ni probelmas del sueño.

Luego, los diversos especialistas de Greenville colaboran y diagnostican en estas dos niñas un síndrome de apnea obstructiva del sueño grave.

Después del tratamiento adecuado, la rehabilitación de la respiración y los músculos faciales, los resultados son: mejor concentración, disminución de la fatiga y mejor sueño. Un ejemplo que los lleva a declarar en su publicación: "El tratamiento del síndrome de apnea del sueño es un esfuerzo interdisciplinario en el que médicos, dentistas y terapeutas miofuncionales (profesionales de la rehabilitación de los músculos maxilofaciales) son miembros clave [...] Es esencial que los profesionales de la salud en todas las disciplinas reciban una capacitación adecuada en medicina del sueño para garantizar un diagnóstico y tratamiento tempranos".

Consecuencias potencialmente graves para la salud.

Actualmente, a falta de este tipo de entrenamiento, "alrededor del 90% de los niños con síndrome de apnea del sueño no están diagnosticados", recuerdan los especialistas estadounidenses en su artículo. Una cifra significativa ya que entre el 7 y el 11% de los niños padecería este trastorno.

Y este es un verdadero problema de salud pública porque, además de la disminución de la calidad de vida en la vida cotidiana, la apnea del sueño es el origen de las enfermedades crónicas. El deterioro del desarrollo cerebral, el daño neuronal, el retraso en el crecimiento, la fatiga crónica, los problemas cardíacos, la hipertensión, los trastornos pulmonares, el trastorno por déficit de atención y el trastorno por hiperactividad (TDAH) son algunas de las posibles consecuencias de la apnea del sueño sin tratamiento.

Añade tu comentario