• Salud y farmacias
cufarmacias
6 consejos de higiene personal para los niños

6 consejos de higiene personal para los niños

  • 7 de mayo de 2019

Jugar, aprender y explorar son parte de la vida diaria de los niños, por lo que a veces tenemos que recordarles que presten atención a su higiene personal. Enseñar una buena higiene corporal a su hijo es esencial para su salud como su confianza en sí mismo. Estos 6 consejos para una buena higiene personal les permitirán garantizar una higiene perfecta del cuerpo como los grandes y hacerlos más autónomos en ningún momento.

Utiliza productos naturales para la higiene de tu hijo, en Herbocosmética encontrarás productos de calidad y naturales para cuidar la salud e higiene de los más pequeños.

Higiene corporal

Antes de enumerar las reglas de higiene personal, tu hijo debe comprender la respuesta a esta pregunta fundamental: "¿Qué es la higiene personal y qué importancia tiene?" Tu hijo aprenderá observando de sus propios hábitos de higiene, ¡así que dale un buen ejemplo!

Siéntate con tu hijo y explícale por qué una buena higiene personal es esencial para él, a saber:

  • Evita el desarrollo de microbios.
  • Más saludable y mejor consigo mismo.
  • Ayuda a mejorar las relaciones con otros niños en el patio de recreo.

Escribe una lista práctica de reglas de higiene personal diaria para ayudarle a establecer una rutina de higiene corporal. Puedes pedirle que lo decoren con lápices de colores para pegarlo en la pared de su habitación. ¿Qué debes incluir en esta lista? ¡Comienza con estas 6 reglas básicas de higiene personal para niños y padres!

Los niños tomarán buenos hábitos para su higiene personal observando. Intenta mostrarles tu propia rutina de higiene tanto como sea posible. ¿Por qué no introducir un ritual de cepillado familiar?

Cepillarse los dientes dos veces al día

Crear asociaciones positivas con el cepillado de dientes ayudará a los niños a mantener buenos hábitos de higiene personal a largo plazo. Conviértelo en un momento lúdico desde el principio animándolos a chillar como un ratón mientras se cepillan los dientes frontales o rugen como un león mientras se cepillan los dientes inferiores. También puedes usar un cronómetro y cantarles canciones para que la tarea la acaben en dos minutos. Explica por qué cepillarse los dientes es esencial para mantenerlos saludables, especialmente si les gustan los alimentos dulces.

Lávate las manos regularmente

Lavarse las manos es muy importante y debemos darle mayor importancia. Explicar a los niños que los gérmenes son pequeños microbios que pueden causar enfermedades es un buen comienzo, pero la mejor manera de ilustrar el concepto de bacteria es usar el juego del brillo.

Cubre tus manos con purpurina, y enséñales cómo se extienden sobre todo lo que tocan. Pídeles que intenten eliminar toda la purpurina, explicándoles por qué es importante hacerlo para evitar la propagación de estas "partículas tan pequeñas", especialmente antes de las comidas y después de ir al baño. ¿Quién dijo que explicar la higiene corporal a los niños era aburrido?

Sonarse la nariz correctamente

Los niños que aún no están familiarizados con el concepto de higiene corporal tienden a limpiarse las manos y la nariz con lo que encuentran en la mano. ¡Generalmente sus mangas! Enséñale buenos hábitos de higiene personal dejando una caja de pañuelos a mano. Explica que sonarse en un pañuelo evitará la transmisión de gérmenes a sus amigos y al resto de la familia.

Los pañuelos que encontrarás en Herbocosmética son fuertes y suaves para la nariz de los más pequeños. Explica que sonarse en un pañuelo y tirarlo a la basura puede ayudar a prevenir la transmisión de gérmenes a sus amigos y familiares.

Cambiar la ropa interior todos los días

Es obvio para los adultos, pero cambiarse la ropa interior todos los días es algo que los niños necesitan aprender. Ayúdales a entender la diferencia entre un olor bueno y uno malo, mostrándoles cómo huele la ropa fresca justo después de salir de la lavadora. ¡Explica que olerán tan bien si se cambian la ropa interior todos los días!

Anímalos a que sean más autosuficientes en lo que respecta a la higiene corporal, permitiéndoles elegir su propia ropa interior, poner la ropa sucia en la canasta y pedirles que te ayuden con la ropa.

Toma un baño o ducha regularmente

Enseña a los niños que bañarse y ducharse no es solo una de las reglas esenciales de la higiene corporal, sino que también es una buena forma de divertirse y relajarse. ¡Conviértelo en un momento relajante ofreciéndoles un baño de burbujas con un perfume gourmet o un momento divertido al dejar que lleven sus juguetes a la bañera!

Corta sus uñas regularmente

Los niños pequeños se ponen las manos en la boca y las uñas largas pueden ser un nido de bacterias. Por lo tanto, es mejor córtales las uñas regularmente. Si a tu hijo le resulta desagradable cortarse las uñas, intenta poner música, cantar una canción o hacerlo mientras se baña.

Anima a toda la familia a dar un ejemplo para ayudar a los pequeños a familiarizarse con el concepto de higiene corporal.

Añade tu comentario