• Salud y farmacias
cufarmacias
¿Qué es la otitis del nadador?

¿Qué es la otitis del nadador?

  • 12 de agosto de 2019

Si la otitis del nadador, también llamada oído de nadador, afecta a los niños en su mayoría, ¡los adultos también pueden sufrirla! Esta infección se cura fácilmente en la mayoría de los casos, pero puede empeorar si no se trata rápidamente.

Causas de la aparición de la otitis de nadador

La otitis del nadador es más común en verano debido al tiempo que se pasa en el agua, es una infección del canal auditivo externo, ubicado entre la oreja y el tímpano. En general, se debe a la proliferación de una bacteria causada por el agua estancada después de nadar.

Debes saber que el tiempo que se pasa bajo el agua juega un papel importante en la apariencia de la otitis del nadador, pero la temperatura del agua es un factor que no debe pasarse por alto, ya que los gérmenes crecen fácilmente en ambientes húmedos y cálidos. Por lo tanto, el agua de la piscina, aunque tratada, puede promover el desarrollo de estos gérmenes porque su temperatura es alta, pero el agua contaminada también debe tomarse en serio porque presentan un alto riesgo de infecciones.

Síntomas del oído de nadador

Los síntomas de las infecciones de la otitis del nadador son bastante identificables:

  • Se experimenta un dolor constante y agudo entre 2 y 3 días después de nadar, y el oído incluso puede volverse doloroso al tacto.
  • Líquido que sale del oído.
  • Puedes sentir que la audición se ha debilitado.
  • La infección puede llegar al tímpano, lo que puede causar un dolor agudo y pueden aparecer ganglios.
  • Estos síntomas no son acumulativos, por lo que debes concertar una cita con tu médico rápidamente si solo presentas uno.

Si sospechas que tienes otitis de nadador, consulta a tu médico de inmediato. Si lo sufre un niño, es probable que necesites aplicarle gotas de antibióticos en sus oídos. Además, debes darle un analgésico como paracetamol y, si es necesario, un antiinflamatorio.

Para un adulto, los médicos generalmente recetan antibióticos orales, así como un analgésico y, a veces, un antiinflamatorio.

El tratamiento se extiende durante varios días, y durante toda su duración deberás tomar algunas precauciones:

  • Continúa el tratamiento hasta el final, incluso si el dolor ha desaparecido.
  • Evita que entre agua en el oído infectado y cúbrelo cuando te laves.
  • No apliques gotas en el oído infectado que no sean las prescritas por el médico.

Añade tu comentario